Que mi nombre no se borre de la historia

La historia de las Trece Rosas ha trascendido al tiempo y silencio impuesto por la dictadura, se han convertido en un icono de la lucha por la democracia y la igualdad social, ampliamente difundido tanto en círculos feministas como entre aquellos política y socialmente posicionados a la izquierda.

Trece españolas, de las cuales 7 eran menores de edad, fueron fusiladas el 5 de agosto de 1939 en la tapia del Cementerio del Este, Madrid, donde se estima que unas 4.000 personas fueron fusiladas entre los años 1939 y 1945, acusadas de colaborar en la rebelión republicana y por matar a un alto cargo policial.

 

Julia Conesa Conesa, 19 años

julia conesa conesa

Despedida de Julia Conesa a su familia

“Madre, hermanos, con todo el cariño y entusiasmo os pido que no me lloréis nadie. Salgo sin llorar. Cuidar a mi madre. Me matan inocente, pero muero como debe morir una inocente.

Madre, madrecita, me voy a reunir con mi hermana y papá al otro mundo, pero ten presente que muero por persona honrada.

Adiós, madre querida, adiós para siempre.

Tu hija, que ya jamás te podrá besar ni abrazar.

Besos para todos, que ni tú ni mis compañeras lloréis.

Que mi nombre no se borre en la historia.”

 

Modista de 19 años, nacida en Oviedo y militante de la JSU durante los años 1936 y 1937. Dada su afición al deporte, fue Secretaria Deportiva en el Sector Oeste de la JSU. Acusada de reparto de pasquines en Madrid bajo el lema de “Menos viva Franco y más pan blanco” Ingresó en la cárcel de Ventas en mayo de 1939 de donde, ya no saldria con vida a pesar de la solicitud de indulto presentada por su madre, junto con las progenitoras de Adelina Garcia y Julia Vellisca. La solicitud nunca llegó a tramitarse por la directora de Ventas, Carmen Castro.

 

Virtudes Gonzalez García, 18 años

virtudes gonzalez garcia

 

Modista de 19 años, afiliada a la JSU desde agosto de 1936, llegando a ser miembro de la Comisión de Organización del Comité Provincial en Madrid. Fue encarcelada en Ventas el 17 de mayo de 1939 y, a pesar de ser menor de edad, no fue destinada al area de menores. Su compañero, Valentín Ollero, miembro que dirigió el sector Oeste de la JSU madrileña, junto a José Pena Brea como secretario general, siendo los tres ejecutados en el mismo proceso el fatídico 5 de agosto de 1939.

 

 

Ana López Gallego, 21 años

ana lopez gallego

 

Modista de 21 años, procedente de La Carolina, Jaén. Afiliada a la JSU, desempeño labor como secretaria femenina del Radio de Chamartín de la Rosa, Madrid, durante la guerra. Fue amiga de Martina Barroso y juntas se unieron al grupo de la JSU en Chamartín de la Rosa. Fue detenida y encarcelada en Ventas el 6 de junio de 1939, acusada de intentar reconstruir la JSU.

 

 

 

Dionisia Manzanero Salas, 20 años

dionisia manzanero salas

Comunista nacida y criada en Madrid, hija de un militante de UGT,  vivía en el barrio de Cuatro Caminos junto con sus seis hermanos. Se unió a la retaguardia durante la guerra, ayudando a familias necesitadas, o como enfermera en el hospital de las Brigadas Internacionales o incluso disparando en el frente con el Batallón Octubre. En abril de 1938 se unió al PCE, después de que su hermana Pepita perdiera la vida por un obús enemigo cuando jugaba en un descampado con otros niños. Colaboró como mecanógrafa del PCE, en el sector de Chamartín de la Rosa. Su hermana María recordaría con dolor cómo, cuando llegaron a Ventas el día 5, reuniendo firmas para solicitar un aplazamiento de sentencia, les comunicaron que ya las habían fusilado. Marcharon al cementerio y allí, encontraron la horrorosa escena de los cuerpos de las chicas en cajas de pino.

 

Luisa Rodríguez de la Fuente, 18 años

luisa rodriguez de la fuente

 

Modista nacida y vecina de Chamartín de la Rosa, se unió a la JSU al poco de estallar la guerra, ayudando en la retaguardia. Se unió a la nuevamente organizada JSU de Chamartín junto con su amiga Antonia Torres. Fue delatada por un policía, Manuel Fernández, que sabía de su militancia durante la guerra, e ingresó en Ventas en mayo de 1939, acusada de sabotaje e intentos de complot. Su hemano Juan, falleció pocos días antes tras ser sometido a torturas en comisaría.

 

 

 

Martina Barroso García, 24 años

13_rosasMartina Barroso Garcia

 

Modista nacida en Gilbuena, Ávila, y residente en Chamartín de la Rosa. Miembro de la JSU desde marzo de 1937, colaboraría como costurera en un taller de la organización, asi como prestando su tiempo en un comedor social hasta que terminó la guerra. Es prisionera de Ventas desde el 6 de junio de 1939, acusada de actos de sabotaje e intentos de complot

 

 

 

 

Blanca Brisac Vázquez, 29 años

blanca brisac vazquez

Carta a Enrique

En estos últimos momentos tu madre piensa en ti. Sólo pienso en mi niñito de mi corazón que es un hombre, un hombrecito, y sabrá ser todo lo digno que fueron sus padres. Perdóname, hijo mío, si alguna vez he obrado mal contigo. Olvídalo hijo, no me recuerdes así, y ya sabes que bien pesarosa estoy.

Voy a morir con la cabeza alta. Sólo por ser buena: tú mejor que nadie lo sabes, Quique mío.

Sólo te pido que seas muy bueno, muy bueno siempre. Que quieras a todos y que no guardes nunca rencor a los que dieron muerte a tus padres, eso nunca. Las personas buenas no guardan rencor y tú tienes que ser un hombre bueno, trabajador.

Nacida en San Sebastián y vecina de Madrid, afiliada al PCE. Era hija de un acaudalado empresario francés estaba casada con Enrique García Mazas “Aguado” miembro del sector Sur de la JSU y músico. Estuvo trabajando como pianista, aunque al poco de casarse, se emplearía como costurera autónoma. A los 29 años fue encerrada en Ventas acusada, junto a su marido, de intentar reorganiza la JSU. Eran padres de un niño, Enrique, al que dejó una carta de la que reproduzco un extracto más arriba.

 

Carmen Barrero Aguado, 24 años

carmen barrero aguado

 

Modista de 24 años, nacida y criada en Madrid. Miembro del PCE desde el año 1936. En Valencia trabajó en talleres de intendencia durante la Guerra Civil. Tras la detención y muerte de Matilde Landa y, antes de la llegada de Enrique Sánchez García, fue miembro de la dirección del PCE en Madrid. Se le asignó la tarea de trazar un plan de trabajo político dirigido a la mujer,  continuando con la labor feminista de Matilde Landa. El 17 de mayo de 1939  ingresó en Ventas, acusada de reconstruir la JSU.

 

 

Pilar Bueno Ibáñez, 27 años

Vecina de Madrid y procedente de Sos del Rey Católico, Zaragoza. Era una modista de 26 que cosía en un prestigioso taller a cambio de un mísero jornal, viéndose obligada a hacer horas extras para poder afrontar todos los gastos mensuales. Trabajó como voluntaria en  las casas-cuna que se abrieron el Madrid para acoger a huérfanos e hijos de milicianos, al poco de comenzar la guerra. Se unió al PCE en noviembre de 1936. También se hizo cargo de la contabilidad del Radio Norte, donde llegó a ser secretaria. Fue hecha prisionera el 15 de mayo de 1939, junto a Federico Bascuñana, director del sector Norte.

Adelina García Casillas 19 años

Militante de la JSU desde principios de 1937, era una modista de 19 años, procedente de Hoyocasero, Ávila. Ingresó en Ventas el 18 de mayo de 1939, acusada de actos de sabotaje e intentos de complot. En Ventas era la encargada de repartir el correo entre las presas.

Elena Gil Olaya, 20 años

Nacida en Madrid y miembro de la JSU desde 1937. A su vuelta de Murcia, al final de la guerra, se unió a la  reconstrucción JSU de Chamartín de la Rosa. El 3 de junio de 1939 ingresó en la cárcel de Ventas.

Joaquina López Laffite  23 años

 Estudiante e hija de un comandante del Ejército, era la pequeña de cuatro hermanos, huérfanos de padre y madre desde 1931 vecina de Madrid. Afiliada a la JSU desde septiembre de 1936, fue secretaria de cultural del Sector Este. En marzo de 1939 ocuparía el puesto de responsable de Agitación y Propaganda. Con la finalidad de obtener liquidez económica, planearon llevarse la recaudación de varios cines o de la estación de Cuatro Caminos. Fue detenida en abril de 1939, con sus tres hermanos, su amiga Concepción Pérez, que estaba de visita y su cuñada. Sus hermanas Lola y María serían condenadas a 20 y 6 años de prisión respectivamente.

Victoria Muñoz García, 19 años

Afilidada a la JSU desde 1936, era la hermana de Gregorio Muñoz, responsable militar de sector. Al finalizar la guerra se unió al grupo dirigido por Sergio Ortiz en el sector de Chamartín de la Rosa, al mismo que pertenecieron Ana López, Elena Gil, Luisa Rodríguez y Martina Barroso. Con 18 años ingresó en Ventas el 6 de junio de 1939. Su hermano Gregorio fue ejecutado el 18 de mayo de 1939 y su otro hermano, Juan, falleció en comisaría a consecuencia de  las brutales palizas que le fueron propinadas.

Antonia Torres Llera, 19 años

No podemos olvidar que hubo una 14 fusilada posteriormente. Antonia era una trabajadora en una fábrica de sobres y nacida en Madrid. Militante Comunista, ingresó en la JSU en octubre de 1936. Fue parte del grupo de Chamartín de la Rosa y fue condenada a muerte el 5 de agosto de 1939. Sin embargo, su funesto destino, se pospuso a causa de un error mecanográfico: figuraba como Antonio Torres Llera y se quisieron cerciorar de que fusilaban a la persona acusada. Su fusilamiento fue aplazado hasta el 19 de febrero de 1940.

 

El siguiente documental de Javier Larrauri recoge los testimonios en primera persona de las compañeras prisioneras de Las Trece Rosas, así como detalla lo que era ser mujer y republicana en un tiempo tan convulso en la historia del pais.

 

 

 

Su recuerdo permanece vivo en los ciudadanos afanados en descifrar los hechos acaecidos durante la Guerra Civil y el régimen fascista y represor padecido en España. No siempre fue así, ya que durante la dictadura apenas se comentaba, de no ser entre los exiliados políticos, que mantuvieron latente el carácter mítico de la desgarradora fortuna de las jóvenes. Fascinante y cruento suceso que continua suscitando interés en gran medida debido a su sobrecogedor dramatismo, al impacto que supuso en la sociedad española y la comunidad internacional de su tiempo  la implacabilidad del régimen franquista. El empecinado mecanismo represor del franquismo carecía de fisura, no titubeó ni cedió a la presión social tras conocerse la condena a muerte de las jóvenes reas, aunque 7 de ellas no hubieran alcanzado la mayoría de edad, establecida en 21 años por el propio gobierno de Franco. Se trató de una ejecución masiva, en la cual  se les arrebataría la vida a otros 43 camaradas, todos ellos miembros de la JSU o el PCE. Semejante ejecución, con ensañamiento y ánimo ejemplarizante, pretendía acallar cualquier posterior subversión al régimen. El largo brazo del franquismo y ansia exterminadora, no se achicaría en su inquebrantable voluntad de exterminar cualquier atisbo de oposición.

El exterminio del enemigo constituyó uno de los fundamentales objetivos del holocausto español y el hecho de firmar sentencias de muerte destinadas a menores por primera vez quedaba justificado, pues el gobierno de Franco consideraba que, una persona menor de 16 años no era responsable de ser simpatizante o activista republicano, con la salvedad de que hubiera matado a alguien.

Este suceso fue fruto de un odio acérrimo, así como de una inconmensurable sed de venganza por la muerte de uno de sus secuaces. Isaac Gabaldón, comandante de la Guardia Civil y miembro del Servicio de Información y Policía Militar (SIMP) del Ejército del Centro (Madrid) fue asesinado la noche del 29 de julio del 39, junto con su hija de 17 años y su chófer, José Luis Diaz Madrigal de 23, unos días antes de que se ejecutara a las Trece Rosas y Los 43 Claveles.

La muerte de Gabaldón desencadenó en la detención del “Grupo de los Audaces” compuesto por Francisco Rivades Cosials (secretario del PCE) Damián García Mayoral y Saturnino Santamaría Linacero como autores materiales, a los dos días de morir Gabaldón. Posteriormente detuvieron a Severino Rodriguez Preciado (secretario de la JSU en Madrid) que bajo tortura acabaría delatando a sus compañeros, así como a José Pena Brea, de 21 años que continuaría con la delación. Siendo capitan de Artilleria del SIPM (Servicio de Información y Política Militar) Manuel Gutiérrez Mellado,bajo tortura, los miembros de la JSU y el PCE, facilitaron nombres de compañeros que engrosarían la lista de ajusticiados hasta elevarla a 56 personas. Las lindezas a las que sometieron a los detenidos fueron muy similares a las empleadas posteriormente por los nazis en Alemania y consistían en desnudar a los reos y lanzar agua helada en pleno invierno, arrancar las unas de cuajo con ayuda de alicates y la ingesta forzada de grandes cantidades de aceite de ricino. La aplicación de corriente eléctrica en los ojos, oídos o genitales eran práctica común. Huelga decir que muchas mujeres sufrirían reiteradas violaciones y otras vejaciones de índole sexual. Gutiérrez Mellado, que tomó parte de manera activa en el golpe militar del 18 de julio, miembro de Falange y siniestro personaje del regimen franquista, con mucha probabilidad llegó a presenciar la ejecución de las 13 chicas y sus 43 compañeros. Pero el avieso y camaleónico Gutiérrez Mellado, con su extraordinaria capacidad de adaptación e influencias, tras la muerte de Franco llegó a ser nombrado Jefe del Estado Mayor Central del Ejército de Tierra con la intervención de Juan Carlos, para posteriormente ostentar el cargo de Vicepresidente del Gobierno y Ministro de Defensa durante la Transición con el gobierno de Adolfo Suárez.

En las primeras horas del 5 de agosto de 1939 fueron desplazados los 43 hombres al Cementerio del Este, donde fueron pasados por las armas. Al alba, Las 13 Rosas salieron de la prisión de Ventas, escoltadas por la Guardia Civil, conocedoras de su destino pero algunas con la última ilusión de reunirse con sus compañeros sentimentales. Ni ese último deseo les fue concedido, pues los hombres habían sido fusilados con anterioridad. Con entereza y las cabezas bien altas, les arrebataron la vida a unas chiquillas cuyo crimen había sido la consecución de la libertad. 14 Rosas y 43 Claveles, 57 vidas sesgadas por la barbarie.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s